Como mucho tres y tranquilitos (vía 3 – vagón 08)

Otro sábado reunidos al calor de un buen vermut (caña para quien quisiera) en The October Press. Otro sábado en el que tuvimos #poetasenCercanías. Esta vez, una sesión que se presumía canónica, y que finalmente derivó en discusiones escatológicas sobre los tipos de orgías milennials y que se resume en la frase del título (pero que el decoro no nos permite explicar).

Actuando como anfitrión de la matiné, contamos con el jovencísimo Agapito Garfi, alcoyano y residente en Madrid. Nos leyó poemas nacidos de la experiencia, de su cotidianeidad. Hizo algunas confesiones que nosotros, en tanto que guardianes del secreto, no vamos aquí a desvelar.

Llegada desde Murcia, Ana Soto maldijo a sus ex y nos dejó sin resuello con ese estilo suyo de lectura tan veloz y que llega tan directo al estómago. Su poesía-que-no-es-poesía, sus diarios repletos de mitología, de lecturas y de reflexiones, arrancaron el aplauso del público asistente.

El respetable tuvo también la oportunidad de conocer de cerca al poeta valenciano Guillermo Morales, profesor de latín y de cultura clásica, que leyó poemas de su libro Pegarle a un padre, así como una buena tanda de inéditos que formarán un futuro libro.

Tras las correspondientes rondas de lecturas, que se desarrollaron de cualquier manera (menos tediosamente), los tres participantes se enzarzaron en un diálogo sobre los generacional, sobre la influencia de la edad en la visión del mundo y sobre otros varios temas que hicieron que el tiempo se nos pasara en un abrir y cerrar de ojos. La del sábado fue una de esas sesiones para recordar y dejó al público con ganas de volver a reunirse con nosotros en el próximo vagón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *